Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Algunos no hemos podido asistir a la manifestación, pero no por ello hemos dejado de sumarnos con gestos como este, limpiando de basura una Cataluña que también me pertenece y por la que de un modo u otro me niego a permanecer de brazos cruzados frente al secuestro secesionista y su imposición de esteladas, lazos y panfleto cargados de odio. Todo suma y todo cuenta frente a lo inaceptable.
¡Plástico indecente al contenedor, delincuentes a la prisión! / Llaços groguencs al contenidor, delincuents a la pressó !!

A. Linares - 12/10/2018

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Debatir con separatistas, afines y allegados, se convierte no pocas veces en un inútil y agotador intento de cubrir de agua de razones toda la arena de la playa permeable a la frescura líquida de cuanto se les expone, pero absolutamente cegada por el sol de rayos adoctrinadores que lanzan una y otra vez las cansinas frases de su mantra.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

El miserable ingenio del separatismo más rancio y corrosivo no conoce límites.

Alguien ha llamado hoy a la puerta de mi casa con mucho más aspecto de vocero de las Cup que de comercial de compañía alguna. Carecía de identificación y tampoco parecía querer vender nada en particular, salvo la más que obvia patraña de un nuevo cuento tan sorprendente e irrisorio como indignante, teniendo en cuenta la cantidad de gente que puede acabar siendo engañada una vez más haciéndoles creer como pretendía que las compañías de la luz y el gas, tras el traslado de su sede a Madrid por la cuestión catalana, nos están cargando sibilina y camufladamente un impuesto adicional como consecuencia de ello.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Quiero retomar mi vuelta a las redes compartiendo mi testimonio, mi experiencia después de atravesar de punta a punta esta España que definen algunos como “hostil y agresora” y que tanto “supuestamente” nos odia a los catalanes.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Con pocas expectativas de cambios significativos a corto plazo en la situación política catalana, pero con la imagen de esta Barcelona española que lo sigue siendo, me tomo unos días de pausa en “la batalla”, para cerrar este año con todo lo malo y bueno que aconteció y desear a todos los que viajamos en este barco de la vida, un FELIZ AÑO 2018.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Estoy harto.


Harto de tanto miserable que te insulta o amenaza en las redes por el mero hecho de tener y expresar una opinión diferente a la suya. 


Harto de un separatismo totalitario que no admite discrepancia alguna.


Harto de un monolingüismo que considera mi primer idioma y por lo tanto a mi mismo, como ciudadano impropio en mi propia tierra.


Harto del acoso de propaganda oportunista de bulos y mentiras que ha generado seudoseparatistas suficientes para sentirse grandes y poderosos despreciando con ello a la mitad de los catalanes.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

Estas no son las banderas de Pujol, de Mas, de Rajoy, de Puigdemont o de Zapatero. Estas son las banderas de los ciudadanos de una nación y los de una región cuyos gobernantes no son más que una mota de polvo en el conjunto histórico, social, cultural, artístico, geográfico, religioso y climático que representan sus colores, los colores que nos hermanan.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

A los “erre que erre” que siguen hablando de “presos políticos”.

¿A caso no saben que si en este país hubiera presos políticos, no serían solamente 3 ó 4 sino todos los los que forman parte del mismo entramado, incluído a su máximo dirigente que no habría tenido la menor ocasión de huir, al tiempo que sus partidos habrían sido ilegalizados a cal y canto y no podrían volver a concurrir a unas elecciones? Ya basta seguir hablando de "presos políticos". Ya vale de mentiras que no se creen ni los mismos que las defienden, porque si fuera lo que ellos dicen, otro gallo cantaría.

 

A. Hidalgo - 24/01/2018

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Un sereno mar en calma
en medio de tempestades,
de trifulcas en el alma,
de perfidias y maldades,
recelos, tretas y mañas
llenas de hostilidades,
en estas aguas de España
de tan diversos pensares.