Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

Me llaman inculto e ignorante por defender la oficialidad, naturalidad y carácter propio de mi idioma en mi propia tierra.

Me llaman inculto e ignorante por lanzar afirmaciones incómodas para algunos. Me llaman inculto e ignorante y lo seguiré siendo a los ojos del necio enfanatizado que no ve más allá que la “realidad virtual e ideológica” que le han inculcado.


Que un idioma haya tenido su origen en un territorio determinado no significa que eternamente tenga que ser el único idioma OFICIAL, NATURAL y PROPIO de sus ciudadanos. Las sociedades cambian y en la era de las comunicaciones todo se fusiona y entremezcla. En el caso de España, los vínculos entre las regiones son absolutamente fuertes y sólidos desde siglos, su historia, sus lenguas y sus gentes forman parte de una unidad inquebrantable más allá de otras gentes y otras lenguas venidas de otros territorios. Particularmente en Cataluña, espejo cristalino de España en su variedad de acentos y procedencias, en su histórico intercambio social, cultural, político, religioso y lingüístico, resulta cuando menos absurdo negar que ambas lenguas, el catalán autóctono de la región ibérica mediterránea y el español igualmente autóctono en la España de la que Cataluña forma parte, el conocimiento y uso mayoritario de la lengua española en Cataluña y su realidad social, me permite afirmar alto y claro en esa “ignorancia” que algunos me atribuyen que ambos idiomas catalán y español, son OFICIALES, NATURALES Y PROPIOS en mi propia tierra, como oficiales, naturales y propios somos sus ciudadanos.


Porque la cultura está en la educación y el respeto por la pluralidad y la realidad social, más allá de la ceguera ocasionada por cualquier adoctrinamiento ideológico que induce al insulto y el descrédito allí donde el argumento no llega.

 

A. Hidalgo - 30/03/2017

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar