Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Para la izquierda, todos los demás son corruptos o extrema derecha.

Para la derecha constitucionalista, todos los los demás son extrema izquierda o extrema derecha y para los afines al franquismo, todos los demás son traidores a la patria. Entre las propias izquierdas las otras se quedan cortas o son descafeinadas y entre constitucionalistas el resto son una estafa.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

No es España sin saberlo
ese pérfido enemigo,
no son colores de guerra
ni es su lengua desafío.
Es su gente su riqueza,
su legado siglo a siglo,
sus murallas piedra a piedra,
cada hoja en el camino.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Me hace gracia el “buenismo” de tanta gente que dicen estar en medio de lo que ellos llaman “dos bandos” en un conflicto catalán que no tiene su origen en bandos algunos, ni afrenta si quiera, más allá de un victimismo meticulosamente ideado y organizado por un secesionismo creciente y ambicioso cuyo único objetivo y propósito es la destrucción de España como tal y la absurda construcción de su “república” cimentada en el odio y el desprecio por todo aquello que a los catalanes nos identifique como españoles.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Parece mentira que en los tiempos que estamos sigamos hablando de izquierdas y derechas, pero más aún que lo hagamos de extremas derechas o fascismos, para definir todo aquello discrepante con los postulados adversos que algunos consideran que son de izquierdas y de progreso.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Algunos se burlan del Dios de los católicos en una sociedad liderada por dioses, el Dios de los colores políticos que tanto odio y rivalidad genera, el Dios deportivo envuelto de fanatismos y que no pocas veces se cobra vidas humanas por las vísceras malentendidas de lo que no debería ser otra cosa que una sana

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

Te llamarán fascista por defender tu tierra,
te llamarán machista por defender tu género,
te llamarán racista por defender tu cultura,
te llamarán homófobo por defender tu condición hetero,
te llamarán reaccionario por defender la lengua tuya,
te llamarán corrupto por ser tu voto contigo honesto,
te llamarán incluso ignorante
por no votar según su credo.
Y ¿Qué ha de importar lo que te llamen 
los que así rebuznan
por no votar como ellos?

A. Hidalgo - Diciembre 2018

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

De padre catalán y madre valenciana, nacida en Barcelona y una de las más grandes soprano del siglo XX. Orgullosa, muy orgullosa de ser catalana y por lo tanto, orgullosa, muy orgullosa de ser española, sin complejos de ningún tipo. Sentir en el que nos vemos reflejados numerosos catalanes hartos hasta la saciedad del fanatimo de esteladas y lacitos amarillos que invaden totalitariamente toda nuestra tierra.

Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado

¿Me preguntan si debería volver a aplicarse el 155 para intervenir Cataluña?

Yo más bien creo que deberíamos preguntarnos y preguntar a los responsables, qué motivo hubo para dejar de aplicarlo en el momento en el que se nombró “president” de la mitad de los catalanes, a un racista, separatista que no ganó las elecciones, ni acató el mandato oficial de obediencia y respeto a la Constitución y a la España de la que se erigió en funcionario.

Lo retiraron sin motivo alguno y no habiendo cambiado nada.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

¡Es curioso! Cuando debato en las redes con alguien de Ciudadanos, suelen pensar que soy de derechas y si lo hago con alguien del PP, seguramente me considerarán naranjito. Para los socialistas soy conservador y de derechas, para los podemitas directamente fascista y cuando debato con falangistas y allegados me tachan de socialista y progre. ¿Qué diablos pasa en este país? ¿Es que no se puede ser simplemente español y