Ratio: 5 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activado
 

MI PARTICULAR MITO DE PANDORA:

Seguro que en alguna ocasión has utilizado u oído la frase “abrir la caja de Pandora“. Significa que alguien ha realizado un acto menor, que en apariencia no tiene importancia, pero que puede traer consecuencias imprevistas absolutamente catastróficas. El mito de Pandora es realmente un intento de explicar por parte de los griegos el motivo por el cual existe el mal en el mundo. Sin embargo, dentro de esta alegoría mística existe una contradicción, ya que todo se debe a una mala traducción del el mito griego por mi gran admirado maestro Erasmo, que descansa el la catedral de Basilea eternamente:

https://www.facebook.com/430572053722902/photos/a.431857476927693.1073741826.430572053722902/556598334453606/?type=3&theater

Más o menos el mito de Pandora dice lo siguiente:
Zeus no tuvo suficiente con castigar a Prometeo por robar el fuego del carro de Apolo y entregárselo a los humanos y quiso vengarse también de éstos. Una vez Hefesto había creado la mujer que le pidió y a la que llamaron Pandora, que quiere decir “el regalo de todos” o “la que da todo”, Zeus se la presentó a Epimeteo. Epimeteo era hermano de Prometeo y aunque había sido advertido por éste de que no aceptara nada del dios, la tomó como esposa. Como regalo de boda, Pandora recibió una misteriosa caja que no podía ser abierta bajo ninguna circunstancia. Sin embargo, como Hermes había puesto en ella la curiosidad, no pudo resistir la tentación y abrió la caja.
De su interior escaparon todos males del mundo incluida la muerte, de manera que, cuando por fin consiguió cerrarla, en la caja de Pandora únicamente quedaba “Elpis”, la Esperanza. De ahí viene el dicho: “la esperanza es lo último que se pierde”.
Para finalizar el mito de Pandora, hay que añadir que tuvo una hija con Epimeteo a la que llamaron Pirra la roja. Pirra se casó con Decaulión que era hijo de Prometeo y esta pareja fue la única que sobrevivió al “gran diluvio”, convirtiéndose en los padres de la humanidad. En clara alegoría con el mito biblico de Adán y Eva, mezclado con el babilónico del Diluvio Universal.

La caja de Pandora es en este sentido un sinónimo de desgracias y contratiempos, problemas y disputas. Sin embargo, un error de traducción ha hecho que imaginemos siempre a Pandora con una caja o un cofre entre sus manos. En realidad el mito original, escrito por Hesiodo, habla de dos tinajas ovoides (pithos) una con las bondades y otra con los males del mundo. Erasmo de Rotterdam en 1508, al incluir una versión latina del mito en su obra “Adagia”, cambió “pithos” por “pyxis” que era un tipo de recipiente redondo que se usaba como joyero en la Antigua Grecia. Como fue la versión de Erasmo la que se popularizó, para todos Pandora abrió una caja y no una tinaja. Sin embargo el mito original griego habla claramente de “pithos” ( osea una tinaja)
El mito cobra así un sentido más profundo ya que en estas vasijas además de para conservar algunos alimentos, eran en ocasiones utilizadas para depositar cadáveres y enterrarlos. Se creía que el espíritu del fallecido entraba y salía del “pithos”.
Es pues este mito, el que cobra sentido en mi hogar, donde desde hace 25 años una ninfa, a la que llamaré Pandora escampa desde su tinaja o cántaro el agua que vierte en mi estanque. Estanque que construí con mis propias manos, como todo lo que luce en mi jardín; y que viene a representar la esperanza a la que siempre me aferro. Mi hermosa Pandora, es pues, algo más que una simple figura de alabastro. Es una compañera que me acompaña muchas tardes en mis reflexiones junto a mi estanque.

inbound2516981028977491963.jpg - 1.96 MB


Muchas veces me he preguntado meditando, por qué si del interior de la caja de Pandora escaparon todos los males, quedó en ella la esperanza, esta pues no debería de ser intrínsecamente mala. Algunos estudiosos afirman que en el mito griego la esperanza que permaneció en la tinaja tenía realmente un significado pesimista ya que se refiere a una “expectativa engañosa” y no a la “confianza de lograr una cosa o de que se realice algo que se desea”, como la entendemos la mayoría de los humanos habitualmente, en un sentido positivo.
Mi particular Pandora pues representa esa esperanza, esparciéndola en el orbe que significa mi estanque, donde el agua al chocar con las partes de cuarzo que componen algunas piedras de mi pequeña cascada, purifica y regenera mi alma.

 

inbound8788051820013338592.jpg - 116.31 kB

 

Namaste!. J.L.N.G. “El Eco de la Historia” 969602_430580543722053_2127722024_n.jpg - 6.11 kB 2018.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar